¿Quiénes somos?

¿Conoces ese lugar entre el sueño y el despertar, el lugar donde todavía puedes recordar los sueños…? 

Así se gestó nuestro sueño, como si ya estuviese escrito en algún sitio, esperando ser desempolvado y rescatado de ese rinconcito  de nuestro subconsciente. Allí donde siempre estuvo aunque sin saberlo, prisionero, hasta que algo hizo “clic” abriendo la compuerta y dándole rienda suelta. Se había quedado anclado muchos años a… hasta que no se si fue el perfume del espliego, la dulzura de la caléndula o el aroma de las rosas que hizo resurgir a la superficie aquello que llevaba tanto tiempo dormitando.

Y así, empujadas por la inercia, esa misma inercia que hace que tras la primavera llegue el verano y que de un capullo  surja la más bella mariposa, que se cumpla el ciclo vital de la naturaleza… naturaleza de la cual nos embriagamos y respetamos a la hora de crear nuestros productos.

Ahora solo teníamos que creérnoslo, ¿parece fácil, verdad? Casi como cuando Peter Pan le dice a Campanilla “Si, yo si creo en las Hadas” y se hizo la magia. Pues no, no es nada fácil… quizás la más ardua de las tareas. Y como dijo el sabio Principito  “lo esencial es invisible a los ojos”, se trataba de ver con los ojos del corazón, que son los que miran desde dentro y rara vez se equivocan, pues son capaces de transformar la lluvia en sentimiento, los recuerdos en presente, y la fantasía en ilusión. 

De pequeños nos inculcan la existencia de un príncipe azul, pero no nos enseñan que a veces acaban resultando los más rana, nos dicen que debemos encontrar a nuestra princesa de cuento, pero olvidan que cada mujer es una princesa… Y como si de un cuento se tratase, a nosotras nos gustaría llegar a todas y cada una de las princesas de nuestro cuento, y también a los príncipes.

D-LolaNatural, nombre dedicado a alguien que partió demasiado pronto pero que sigue velando por nosotras y por nuestro sueño, que nos enseñó a atarnos los cordones y a hacer el bizcocho más rico del mundo… a ella le dedicamos todos y cada uno de nuestros proyectos. A ella, nuestra estrella. Yo me pregunto si las estrellas se iluminan cada noche para que cada cual pueda encontrar la suya. Nosotras ya la encontramos: Segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer.

Y así surgió nuestra más bonita casualidad, perfecta con cada una de nuestras imperfecciones: D-LolaNatural.


Accept

Este sitio utiliza cookies para mejorar los servicios que se ofrecen. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información